Dejar de ser lo que no somos

Lizabel Mónica. Habana Vieja. Diciembre de 2009.

Latinoamérica siglo XXI

En una ocasión encontré en La Habana a un grupo de chilenos de mediana edad. Iba con una amiga y ellos se acercaron con complicidad turística: nos pensaron extranjeras. Aunque se dice que todo escritor es siempre un extranjero, dondequiera que esté, y mi amiga y yo de hecho lo somos, esta clase de incidentes me incomoda; lo que vino después no mejoró la situación. Declaramos ser cubanas y nos miraron incrédulos. Uno de ellos dijo entonces, señalando a mi amiga, "pero pareces chilena", y luego, señalándome, "y tú sin dudas tienes pinta de europea, luces como esos que vinieron a colonizarnos".

Puede que haya reído con ganas, pero me dio pie a la reflexión.

Es probable que nuestro mayor rasgo identitario esté precisamente en el encuentro de diferentes, en cierta extranjería que nos define. Tan solo en el área del Caribe hay descendientes de chinos, franceses, africanos, hindúes, ingleses y holandeses. Lo que conocemos como América es fruto de un choque de culturas sin igual en la historia de la humanidad. Pero no fue únicamente mixtura étnica. Leer más en el enlace original...

Fecha original de este ensayo 6.03.2010

Enlace
http://paladeoindeleite.blogspot.com/2010/06/dejar-de-ser-lo-que-no-somos.html

0 comentarios:

Publicar un comentario